Desapariciones Blandas

Hablar de condiciones objetivas implica referirnos a que manejando, los gobiernos, más o menos recursos semejantes, no siempre se hace lo mismo con ellos. El tema es cómo y hacia dónde se los canaliza y distribuye, respectivamente. En este sentido, cabe preguntarse hoy, de qué hablamos, cuando hablamos de ajuste. Transferencia de recursos, reprimarización de la economía, mayor concentración de capitales. Podemos decir, que situaciones por el estilo no es la primera vez que suceden en nuestra querida Argentina. O por caso, los tristemente célebres Tratados de Libre Comercio. Soberanía bien gracias…

Tal como ayer, los argentinos volvemos a ser testigos de un persuasivo recetario de ajustes sociales, como forma de mostrar al Gran Imperio que nuestro país va poniéndose a la altura, cumpliendo con lo solicitado por el águila del norte y las celosas garras de sus compinches buitres. No es casual, en vísperas de nuevas relaciones carnales, el silencio en extremo de un periodismo que, bordeando los mecanismos de auto censura, gana tiempo en discusiones improductivas, como si un presente de desigualdades crecientes no fuera lo suficientemente importante para medir la realidad de lo que un gobierno produce.

La patria agroexportadora acecha siempre arrastrando consigo todas las populares voluntades a su paso. Ya los atroces años de la dictadura (1976-1983) cerraban la discusión aludiendo que: “algo habrán hecho…”, el menemismo reconociendo que “si decíamos lo que íbamos a hacer no nos hubiera votado nadie…” y bien, la actualidad financiera, de empresarios amigos todos de las urgencias off-shore, vuelve a las claras a demarcar los límites de lo que solo a unos pocos debiera pertenecer en esencia: “Creyeron que merecían tener un celular último modelo o irse de vacaciones al exterior, tenemos que terminar con este despilfarro”. 2017, nos da el pantallazo de una Argentina que demuestra seguir los pasos de Chile, Perú y Colombia con un proceso tendencial a la ruptura de la clase media, más precisamente, una movilidad social descendente, profundizando la brecha entre ricos y pobres, pasando a concentrar cada vez mayores capitales en menos manos, siguiendo al pie de la letra los guiños dictados por el FMI y el Banco Mundial.

El mensaje en nuestros días: “Les regalaron todo a esos chori-planeros”. Es fácil echar las culpas sobre los menos poderosos, sobre todo cuando las gigantes difusoras no explican que la transferencia de los ingresos, en este caso, solo ha querido compensar, entre otras cosas, la quita de retenciones a empresas mega-millonarias del campo y mineras, o sea, privilegiar nuevamente a los amigos del poder, a esta altura empresarios y gobernantes al mismo tiempo. La cuenta, a pesar de todos los polémicos dichos, es bastante clara. Mientras se les saca miles de pesos a millones de personas, unos pocos grupos monopólicos pasan a percibir miles de millones de pesos más, de esta manera, unos pocos elefantes se expanden y enriquecen a expensas del achicamiento y empobrecimiento de millones de hormigas constructoras.

Ante la pregunta de qué significa este intento permanente por desaparecer, uno a uno, los Derechos adquiridos a manos de una población históricamente defenestrada, podemos responder que se oculta, no solo, un recorte que dé vía libre a los ritmos de tan brutales márgenes (excluyentes), sino también, la búsqueda por borrar del mapa, en definitiva, iniciativas, capacidades y creatividades que puedan (de cara al futuro) poner en duda cualquiera de los estandartes de este nuevo formato de democracia. Es decir, tener a la población mayoritaria con la soga al cuello. O en otras palabras, redefinir la necesidad última de imponer el fin de las ideas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s